Por Carlos Martínez – Llamadas eternas, robots en vez de personas y un sin fin de problemáticas a la hora de comunicarse con servicio al